Ventajas de usar una caladora o sierra de vaiven

Cualquier aficionado al bricolaje, o profesional necesita tener en su taller una caladora, también conocida como sierra de calar o sierra de vaivén.

Tanto si nos estamos iniciando en el entretenido mundo de las reparaciones caseras, como en proyectos de restauración, la primera herramienta que vamos comprar es un taladro, ya que lo necesitamos para casi cualquier trabajo.

comprar sierra de vaivén caladora

Ahora bien, la segunda herramienta más utilizada es la caladora, puesto que se trata de una máquina versátil y muy fácil de usar, que nos permitirá realizar cortes precisos y limpios sin apenas esfuerzo al trabajar con ella.

Aunque este tipo de herramienta fueron concebidas fundamentalmente para serrar madera, los modelos que encontramos hoy en día en el mercado son capaces de cortar una gran variedad de materiales, simplemente utilizando la hoja de sierra adecuada.

En los párrafos siguientes descubriremos las principales ventajas de utilizar una caladora o sierra de vaivén. También analizaremos su funcionamiento y otros aspectos que conviene tener en cuenta tras haber adquirido esta práctica herramienta de bricolaje.

El objetivo de adquirir una sierra caladora no es otro que ayudarnos a realizar nuestros proyectos con un menor esfuerzo, comparado con otro tipo de herramientas disponibles en el mercado, y con un resultado óptimo.

Debido a que existe una gran variedad de marcas, modelos y precios, es importante escoger aquella que mejor se adapte nuestras necesidades.

 

Razones para comprar una caladora

comprar sierra de vaivén caladora

Tal y como hemos expuesto en el apartado anterior, la caladora o sierra de vaivén es una de las herramientas más prácticas y versátiles con las que trabajaremos a lo largo de nuestra vida. Una máquina esencial en nuestro taller.

Gracias a la sierra de vaivén seremos capaces de realizar cortes rectos, curvos, o en inglete, sobre madera, metal, o plástico, entre otros, es decir, una gran variedad de materiales y superficies dependiendo, eso sí, del tipo de hoja de sierra que utilicemos.

Esto nos puede dar una idea del amplio abanico de posibilidades que nos ofrece esta herramienta en nuestros proyectos de restauración y bricolaje.

Dependiendo de los ajustes que permita el modelo en cuestión, el movimiento que realiza la hoja de sierra durante el corte puede ser vertical, es decir de arriba hacia abajo y viceversa, o movimiento pendular, añadiendo al movimiento anterior un ligero desplazamiento hacia adelante. Lo que nos permite avanzar más rápido en el corte.

Básicamente, podemos dividir las caladoras en dos grandes grupos, las inalámbricas y las cableadas. Las primeras tienen la ventaja de estar unidas a un cable que la conecta a la toma de corriente (funcionan con batería), lo que nos permite manejarlas en ángulos difíciles y movernos con ellas más ágilmente por el taller, llegando a sitios a los que no podríamos acceder con una cableada.

No obstante, este tipo de sierras de vaivén suelen tener menor potencia que las cableadas, además de ser más pesadas, factores que podrían producirnos cansancio cuando trabajamos con ellas.

Por su parte, las cableadas compensan su menor movilidad con una mayor potencia. De hecho, los modelos más potentes que podemos encontrar en el mercado son de esta clase. Otra ventaja es que son más ligeras y fáciles de transportar, pudiendo trabajar con ellas utilizando una sola mano y reduciendo la fatiga producida durante el trabajo.

Lo importante a la hora de optar por una clase u otra de caladora es analizar cuáles son nuestras necesidades, para qué vamos a utilizar esta herramienta, y cuáles son los objetivos que pretendemos alcanzar con ella.

 

Características de una caladora 

comprar sierra de vaiven caladora

Si bien existen una amplia variedad de sierras de calar en el mercado, la mayoría de ellas tiene en común varias características técnicas que es importante tomar en consideración en el momento de comprar.

A lo largo de este artículo vamos a conocer cuáles son esos factores importantes que aparecen habitualmente en este tipo de herramientas, y que debemos tomar en cuenta.

En primer lugar nos encontramos con los casos en los que deseamos cortar un material concreto y necesitamos cambiar de hoja de sierra. Existen modelos en los que es necesario emplear una herramienta externa (una llave Allen, por ejemplo) para sustituir dicha hoja. Sin embargo también existen otras caladoras que nos permiten un cambio rápido con una sola mano, sin necesidad de utilizar herramienta alguna.

Otra práctica funcionalidad es bloqueo del gatillo. Gracia a un botón, que habitualmente encontramos en las empuñaduras de este tipo de herramientas, podremos mantener en funcionamiento la sierra de manera continua, reduciendo el esfuerzo requerido para trabajar con la herramienta.

Gran parte de los modelos de caladora incorpora una útil funcionalidad, la función de soplado, la cual mantiene libre de virutas de madera y residuos la zona de corte, mejorando la visibilidad.

Algunos modelos más avanzados aspiran ellos mismos el polvo generado durante el corte y lo almacenan en un depósito para su posterior vaciado. También existen modelos que incluyen un adaptador para conectar el tubo de una aspiradora externa.

No podemos dejar de hacer este repaso sin hacer referencia a la selección de velocidad. Gracias a esta importante funcionalidad podremos elegir el número de carreras por minuto que realiza la hoja de sierra, adaptando la velocidad de la herramienta al tipo de material que vamos a cortar, y consiguiendo una mayor precisión en nuestro trabajo.

 

Ventajas de usar una caladora o sierra de vaiven

comprar sierra de vaivén caladora

Gracias a comprender cuáles son los beneficios que nos ofrece una caladora, entendemos mejor su funcionamiento y qué tareas podemos hacer con ella en nuestro taller de bricolaje.

Con una caladora o sierra de vaivén seremos capaces de cortar en línea recta, o hacer curvas y formas sinuosas. No encontraremos ninguna otra herramienta que nos permita realizar este tipo de trabajo de una forma tan precisa y limpia.

Con una sierra de vaivén podremos hacer en segundos lo que con un sierra tradicional nos costaría mucho tiempo y esfuerzo. Por lo que ahorramos tiempo.

Según la potencia de nuestra herramienta, y de la hoja de sierra utilizada, seremos capaces de cortar materiales de distinto grosor y dureza, tales como madera, metal, aluminio, plásticos, pvc, cerámica, hormigón, o fibra de vidrio, entre otros. Por otra parte, la caladora es capaz de cortar madera de diverso grosor y densidad.

Además, sustituir la hoja de sierra por otra nos llevará tan solo uno segundos, ya necesitemos una llave Allen para hacerlo, como si lo hacemos con una única mano y sin necesidad de utilizar herramientas externas.

Otro de las ventajas por las que destaca esta herramienta es porque nos permite realizar cortes en inglete o bisel, simplemente rotando a izquierda o derecha la placa metálica sobre la que se asienta, alcanzando hasta los 45 grados, según nuestras necesidades.

Al igual que decíamos en párrafos anteriores, una sierra de calar inalámbrica nos ofrecerá una mayor movilidad en la zona de trabajo, y podremos realizar nuestras tareas de bricolaje sin complicaciones y de forma ágil.

En definitiva, esta herramienta es una de las más sencilla de utilizar, hasta el extremo de que con la debida supervisión de un adulto es perfectamente posible que un niño la maneje, puesto que la máquina apoya su base directamente sobre la pieza a cortar y no es necesario esforzarse mucho para guiarla a lo largo de la línea de corte.

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies